martes, 12 de febrero de 2013

A veces no hace falta decir nada

A veces no hace falta decir nada, y es tan solo con una mirada cuando se dice todo llenando mil hojas blancas.

Quisiera coger de tus labios la miel, quisiera que te pusieras en mi piel.

Y ahora estoy perdida contigo, pero sin ti no respiro.

Quisiera poder abrazarte, tener e intuir tu mirada...


Buenas noches y dulces sueños

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada